Notas de lectura: “Grieta”, Natalia Litvinova, Gog y Magog, 2012.

Encontré « Grieta » en la librería latinoamericana Cienfuegos, en el barrio de Bastille en París. Uno de esos lugares que son casas intermitentes. Misteriosas. Cerradas o abiertas. Refugios de puertas camufladas. Fue un indicio.

  • El mundo de Natalia Litvinova es el que se encuentra al borde del abismo, del cambio, de lo desconocido, del precipicio.
  • Con Natalia esperamos tras un matorral el final de la naturaleza, su metamorfosis, el cambio necesario, una fusión secreta con ella. Esperamos secretamente. Tenemos esperanza de pertenecer al fin. Que el fin no sea fin. Pertenecer, solamente.
  • Natalia es un animal, somos animal con ella. Contemplamos escondidas entre las hojas. También somos cuerpo-bosque silenciosamente.
  • No existe la casa en mitad del bosque. Si nos quitan el bosque, la casa no puede siquiera ser nombrada.
  • Litvinova habla de las posibilidades descartadas. Les da un espacio en la página blanca. Las legitima.

  • Ella deconstruye el tiempo. Antes y después son discurso. Ella descompone el discurso y lo transforma en pájaros, en silencio. Su palabra es un enigma que desvelar, con el que jugar, es el sonido que escuchar desde el húmedo escondrijo.
  • Ella muere como un animal. Ella muere sin morir entre el vapor del musgo.

grieta natalia litvinova

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s