DECLARACIÓN DE INTENCIONES.

MALDITOS NORTES

Antes de nada, me gustaría verbalizar un pensamiento que me ronda por la cabeza desde hace meses, como una especie de “malaise” a partir de la observación de la blogosfera, los suplementos culturales y las revistas online, sobre todo de España.

Llamaré a este malestar “anglofilia” y algunas veces “yanquifilia”. Me refiero a que una parte de los contenidos culturales (incluso los más “alternativos”, que son los que intento consultar), se vean plagados de referencias a las producciones culturales (recientes, sí, tal vez feministas, de izquierdas, “jóvenes”, y de gente blanca) provenientes de Estados Unidos.

Me gustaría, antes de continuar, dejar claro que no tengo nada en contra de dichas producciones. Yo misma he sido consumidora de la serie “Girls”, dirigida y protagonizada por la famosérrima Lena Dunham, hasta hace escasos diez capítulos. También compré su “No soy esa clase de chica”, y lo leí. He leído también “Cómo se hace una chica”, de Catilin Moran, escritora británica, por poneros algunos ejemplos de los que se ha hablado mucho recientemente, y dejando de lado un gran etcétera. No critico las producciones en sí, -antes de nada, respeto la escritura, la escritura y creación de mujeres y su difusión, sin ninguna duda-, sino que lo que me molesta es otra cosa. ¿Con qué frecuencia se menciona a la famosa serie de Lena, en relación con cualquier otra producción cultural en nuestra lengua? ¿Cómo tomar como ejemplo y hoja de ruta las producciones culturales del “mainstream” que no forman parte de la realidad de nuestro cotidiano? ¿No estaremos ante la ya clásica y antiquísima lectura política del “enfrentamiento” Norte/Sur, ricos/pobres, Centros/periferias?

Mientras nos deleitamos viendo cómo Hannah Horvath pasea por las calles de Nueva York, recibe becas literarias, se desencanta con la vida adulta, es discriminada por ser mujer (de clase media / alta, blanca, occidental y nacida en Brooklyn) y se droga y emborracha con sus amigos, existen miles de realidades que estamos obviando. ¿Qué hay de las mujeres hispanas en Estados Unidos? ¿Qué sucede con las producciones culturales del sur de Europa? ¿Qué pasa con las producciones de los colectivos migrantes? ¿Dónde están reflejados nuestros miedos, las crudezas de nuestra sociedad, nuestra propia comunidad? ¿No será que estamos mirando hacia “lo que queremos ser”, y no lo que somos realmente?

Si decidiera ponerme en modo maligno, diría que esta clase de “invasión cultural aceptada” es similar a la burbuja inmobiliaria, a los alemanes colonizando “turísticamente” la isla de Ibiza o de Mallorca, o el turismo de masas y la construcción destruyendo el patrimonio natural de las costas mediterráneas. Conocemos a pies juntillas los más ínfimos detalles de la vida mediática de Lena Dunham (sus primeras experiencias sexuales, su familia, sus preferencias políticas) pero en ocasiones olvidamos de mirar hacia nuestros propios sures. ¿Qué hay de África, qué sucede en el continente vecino? Y aún más fácil, ¿Qué pasa con Latinoamérica?

Ya he abierto la veda. Me diréis que existe mucha difusión e interés sobre las producciones culturales latinoamericanas de hoy. Me diréis que muchas editoriales y epicentros de la cultura en España se dedican a publicar y organizar eventos sobre dichas producciones. Tendréis razón. Labores como la de Elena Medel o Luna Miguel, en la búsqueda de jóvenes escritores hispanos son admirables. También trabajos como el que realiza la plataforma La tribu de Frida, dirigida por Carmen G. de la Cueva, son de gran interés creando comunidad y difundiendo la creación de mujeres. Pero creo que aún resulta complicado encontrar información sobre esas manifestaciones periféricas, olvidadas, marginales del sistema globalizado, y quiero contribuir en esta tarea.

Nadie es perfecto e interés es un “falso democratizador de la cultura”. Quizás debería buscar más, indagar con mayor insistencia. Pero hago lo que el tiempo que tengo me permite. Y consultar en la red algunos lugares de referencia a nivel nacional e internacional, y darme cuenta de que siguen la cultura mainstream y que en ellos no puedo encontrar ninguna información más allá de los grandes (y nuevos, alternativos y progresistas, sí) iconos de este mundo globalizado, me crea una frustración enorme.

Desde hace casi cinco años vivo fuera de España en Francia, donde soy profesora de español en las afueras de París, y mi contacto con la cultura y la actualidad del país se hace en un ochenta por ciento a través de la prensa. Crear comunidad es para mí algo bastante complicado, que he conseguido a lo largo de los años aquí gracias a la política y los movimientos sociales, y en parte gracias al ámbito académico. He participado en publicaciones digitales, reseñado exposiciones, artistas y libros de gran tirada, y algunos con menos difusión. Me he dado cuenta también de que la comunidad hispana es, en parte, mucho más tolerante y solidaria en el extranjero, entre otras cosas, porque es más marginal.

Me he propuesto, cuando el tiempo me lo permita, intentar dar voz y difundir las producciones culturales que me interesan y que descubro y me llegan, que podemos considerar como “minoritarias”. Me interesan especialmente las producciones en español, y también las de emigraciones, minorías étnicas y mujeres.

Espero que nadie se tome esto como una crítica personal, sino más bien como una declaración de intenciones por mi parte. Voy a intentar actualizar esta sección tan pronto como me sea posible, pero es cierto que esto no da de comer y mi trabajo principal (profesora de español) me ocupa mucho tiempo, así que os pido un poquito de indulgencia si no publico textos con demasiada asiduidad. Cualquier sugerencia o idea será bienvenida, crear diálogo y comunidad es uno de mis máximos objetivos, así que estaré encantada de escuchar lo que me tengáis que decir.

Saludos y hasta pronto,

Natalia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s